¿Qué es el estrés?

por | 27 Ene, 2020 | Bienestar

El estrés se define como una respuesta adaptativa del organismo al medio cambiante en el que vivimos. Esta respuesta adaptativa es la que nos ayuda a sobrevivir en un entorno que nos demanda multitud de recursos para poder adaptarnos. Todos los días nos enfrentamos a numerosas situaciones y en función de cómo valoremos nuestra capacidad de respuesta ante ellas es cuando puede aparecer lo que conocemos como estrés. Es por tanto, al igual que el resto de emociones, algo subjetivo y diferente en cada persona.

¿Por qué llega a producir malestar y hasta enfermedades?

Podemos hablar de dos tipos de estrés:

  • El que conocemos como estrés positivo: nos orienta hacia la acción para resolver nuestros problemas haciendo que podamos responder eficientemente a las demandas del medio.
  • Y el estrés negativo: aparece cuando las demandas de la situación superan la capacidad de respuesta de la persona. También puede ser que el individuo realmente disponga de los recursos para enfrentarse a la situación pero lo desconozca o perciba que no dispone de ellos, en este caso también aparece la respuesta de estrés.

En el primer caso hablamos de estrés positivo porque nos sirve para superar la situación difícil a la que nos enfrentamos; mientras que en el segundo caso hablamos de negativo porque al percibir que la situación supera a los recursos de los que disponemos es cuando pueden aparecer malestar, fatiga y desgaste psicológico. Es en este caso cuando el estrés puede acabar incluso perjudicando a la salud, ya que las respuestas de estrés mantenidas en el tiempo pueden llegar a provocar trastornos cardiovasculares y/o digestivos, así como depresión, ansiedad, trastornos del sueño, etc. Diversos estudios muestran la influencia que puede llegar a tener el estrés mantenido en el tiempo sobre los sistemas neurológico y endocrino, que suelen ser los más relacionados con el estrés.

Estrés laboral

Generalmente una de las causas más frecuentes del estrés suele ser el mundo laboral. El síndrome de burnout o quemarse por el trabajo es una respuesta a una situación de estrés laboral que puede estar provocado por diversos motivos: dificultades para desempeñar la tarea, dificultades en la relación con compañeros y/o jefe, agotamiento laboral, etc.

¿Qué podemos hacer frente al estrés?

Lo primero que tenemos que recordar es que el estrés forma parte de las respuestas habituales que los humanos tenemos para enfrentarnos a situaciones diarias difíciles de manejar. Es decir, en muchas situaciones el estrés va a ser una respuesta inevitable, pero cuando este se mantiene en el tiempo es cuando se puede hacer frente al estrés tratando de reducir el impacto que tiene en nuestras vidas, aprendiendo estrategias de relajación y previniendo posibles situaciones futuras de estrés.
Si te encuentras en una situación similar, puedes contactar con nosotros y nuestro equipo de profesionales puede ayudarte a encontrarte mejor y aprender a manejar ciertas situaciones que provocan dificultades en tu vida diaria.

Fotografía: nikko macaspac